De flores

Por casualidad, el otro día, me encontré un trapillo rosado con flores pequeñitas blancas en un comercio, que era tan mono, que no me pude resistir y lo compré para realizar un proyecto que tenía en mente, pero que finalmente acabó siendo otro: una cestita (así voy practicando el crochet).

Cesta y floresMe la llevé a la casita del pueblo para rematarla, y allí ya encontró a su dueña porque le gustó como cestita de los mandos de la tele.

Cesta y relojEspero que os guste! Yo, mientras tanto, me sigo enganchando al ganchillo. ;)

Besos!

País vecino

Si tengo que confesar algo es que adoro nuestro país vecino…no sabría explicar qué tiene Portugal, pero, será el idioma, el ritmo, sus ciudades, mezcla del ayer y hoy…

Allí he vivido muchas experiencias y he conocido a gente maravillosa.

El caso es que suelo visitarlo con frecuencia. En esta ocasión, aunque ya la conocía algo, visité Oporto.

Frente Oporto

Panorámica nocturna hacia Vila Nova de Gaia iluminada por sus bodegas

Y de allí, como hago en todas las ciudades que visito, me llevé mi souvenir “especial”. Esto es, unas tijeras de costura de estilo antiguo (por fin las encuentro en una tienda física a la venta!!!!!) que cortan muy bien, y un dedal de cuero que nunca jamás lo había visto y me llamó la atención en una loja en Rúa das flores, en la que despachaba una chica joven con un montón de material de mercería “fresco” y lleno de encanto. Qué pena que en mi ciudad no se animen a crear estos negocios de toda la vida pero con un renovado de cara.

Así tengo un set de costura que poco a poco se llena de piezas encantadoras.

Tijeritas y dedal

Set costura

Entre mis nuevas adquisiciones y ese alfiletero que tiene un no sé qué que me enamora, coser es más agradable.

Espero que os guste!

Besos!

Poner flores al asunto

Esto de que se incorpore un nuevo miembro a la familia, no es nada fácil.

Lo cierto es que cuando adoptamos a huesitos, nuestra perrita de orejas largas y de raza indeterminada (aunque por su físico es, seguramente, un sabueso de caza), con toda nuestra buena fe e intención de que tuviera una vida llena de cariño, no sabíamos lo que nos llevábamos a casa, además de mucha alegría.

No me voy a quejar, porque la perriña es muy buena..sólo que en su etapa de adolescencia tiene sus berrinches. Uno de ellos los demostró con mi alfombra de baño favorita…:(

Alfombra agujero

El gran trabajo llevado a cabo por huesitos de madrugada tras un enfado de su dueña

Mi pareja ya la daba por perdida (la alfombra…aunque la perra, en algún momento, también), pero yo soy un poco más tenaz, y con la filosofía de “¡Aquí no se tira nada!”, me puse manos manos a la obra y con un poco de imaginación y poquita tela se puede obtener un bonito resultado.

Alfombra flores

Tras la grata sorpresa que nos tenía preparada huesitos, decido arreglar el destrozo

Espero que os haya gustado. Yo pienso seguir disfrutando de la que sigue siendo mi alfombra favorita, y de huesitos también!…hasta que agote mi imaginación.:)

¡Besos!

Veraneando

¿Muchos planes de verano? Con este calor sólo apetece ir a la playa o, simplemente, estar bajo la sombra de un árbol a pasar el día, ¿verdad?, algo tan sencillo y tan lujoso!

Mi hermana quiere estar bien equipada, así que, además de su bolsa de playa, le gusta tener las llaves, monedero y móvil guardados en otra bolsita más pequeña.

Y ahí es donde entro yo en juego. Con un trozo de falda y otro de polipiel me ha salido esta cartera multifunción.

La verdad es que me encanta aprovechar las telas de prendas de ropa para darle una segunda vida creando algo útil y bonito. ¡Que no se tire nada!.

carterita Interior pie

¿Os gusta?. La verdad es que con este estampado ha quedado muy llamativa.

Aprovechando trozos de tela y ropa he hecho también unas bandas/pañuelos para el pelo que quedan monísimas puestas, y lo recogen muy bien cuando una está en la playa. Quedan tan bien que he hecho para media familia.

Mientras sigo haciendo más cosiñas, espero que disfrutéis de estos días estivales.

Besos!

Primer amigurumi

Desde que he empezado con el ganchillo, ha sido un no parar. Es muy adictivo y los resultados se ven rápidamente. Como, además, cuando te equivocas puedes deshacer y volver a hacer, pues es fácil que las cosas acaben saliendo bastante bien.

La cesta que os enseñé en la anterior entrada la volví a hacer con forma circular (y he quedado más satisfecha). Tras la cesta, y, como me sobraba trapillo,  me he hecho un bolso de mano:

bolso trapillo

Con su forro interior, muy colorido y alegre, con un bolsillo interior:

interior bolso

Si os animáis a hacer uno, un consejo, como pesan bastante, a no ser que sea para algo puntual, no lo recomiendo para el día a día.

Por otra parte he superado la primera prueba de los amigurumi. Éste es el patrón (de esta página podéis descargar patrones para realizar amigurumis muy bonitos) que encontré y que me propuse hacer. Y el resultado, la verdad, no es del todo igual, porque he cometido fallos por todos lados…

señor conejo 2

Supongo que esto es cuestión de practicar mucho. Así que ahora estoy pensando cuál será el siguiente.

La verdad es que estoy bastante ilusionada porque con el ganchillo se pueden realizar múltiples proyectos (aunque mejor me sentiría si realmente me saliesen perfectos…tiempo al tiempo).

Espero que os gusten los progresos…como veis todo ha sido realizado en muy poco tiempo, así que os animo! que os podéis poner a ganchillar mientras veis la tele, o simplemente para desconectar un rato… es muy buena terapia.

Saludos!!!!