Veraneando

¿Muchos planes de verano? Con este calor sólo apetece ir a la playa o, simplemente, estar bajo la sombra de un árbol a pasar el día, ¿verdad?, algo tan sencillo y tan lujoso!

Mi hermana quiere estar bien equipada, así que, además de su bolsa de playa, le gusta tener las llaves, monedero y móvil guardados en otra bolsita más pequeña.

Y ahí es donde entro yo en juego. Con un trozo de falda y otro de polipiel me ha salido esta cartera multifunción.

La verdad es que me encanta aprovechar las telas de prendas de ropa para darle una segunda vida creando algo útil y bonito. ¡Que no se tire nada!.

carterita Interior pie

¿Os gusta?. La verdad es que con este estampado ha quedado muy llamativa.

Aprovechando trozos de tela y ropa he hecho también unas bandas/pañuelos para el pelo que quedan monísimas puestas, y lo recogen muy bien cuando una está en la playa. Quedan tan bien que he hecho para media familia.

Mientras sigo haciendo más cosiñas, espero que disfrutéis de estos días estivales.

Besos!

Anuncios

Encéstalos

He vuelto de nuevo a las andadas. No puedo dejar de pensar en…cestas. ¡Sí!. Por si no era suficientes todo el tipo de cestas que llevo hecho (como ésta, ésta o ésta), ahora he comenzado de nuevo con las de tela para colocarlas en unos estantes en la estantería de un baño.

Ésta que os enseño estaba destinada para ese fin, hasta que otra persona la vió y le gustó tanto que se la quedó para ella. Así que una que se ha quedado por el camino.

La he hecho con dos telas para un resultado mas bien rústico: la exterior de un tejido suave, de algodón (aunque parezca saco) que tiene un ligero brillito marrón (aunque en las fotos no se puede apreciar); y el interior con tela de algodón color vino. ¡Queda genial!

Probad a hacerlas, el resultado es muy bonito y único; y yo, que aún no tengo maña me lleva muy poco hacerlas (una horilla). Y sus usos son infinitos, como por ejemplo encestar los muñecos (un buen entretenimiento para los peques a la hora de recoger los juquetes).

Protegiendo la electrónica

Tablets, eReaders y gadgets con los que siempre tendré problemas para entenderme, aunque no por eso dejaré de estar al día de las novedades de la electrónica que evoluciona a una velocidad espeluznantes.

El caso es que también hay que cuidar todo aquel dispositivo que va apareciendo por nuestra casa. En este caso he hecho una funda para un eReader a partir de…¡¡¡UN SOBRE DE BURBUJAS!!!!

Elegí aquel cuyo tamaño se acercaba más al dispositivo en cuestión y el resultado es éste…

Quizás algo sosilla, pero es que está destinada para una persona masculina que no quería adornos.

Utilicé dos tipos de tela: la del exterior y el forro interior. Además les puse entretela para que fueran algo más rígidas.

Aquí tengo las telas cortadas y marcadas para colocarles la entretela y pasarlas por la máquina y coser los laterales:

Las pruebo en el sobre. La tela del interior (izquierda) la meto tal cual aparece en la fotografía de arriba dentro del sobre. La externa, en cambio, primero hay que darle la vuelta. Quedaría algo así:

El último paso consiste en coser las dos telas por la solapa a su alrededor.

Yo decidí colocarle velcro con ayuda de la pistola de silicona para que quedASE totalmEte cerrado.

Os comento que el resultado creo que ha quedado bastante bien y funcional. Es una funda práctica, ligera, mullida y protege totalmente el dispositivo, no sólo por las burbujas del propio sobre, sino que las telas también ayudan.

El resultado puede ser más o menos divertido en función de la tela que escojáis. Si hubiese sido para mi, sin duda hubiera puesto una mucho más alegre, aunque ésta queda también muy elegante.

Además la idea se puede extender para más dispositivos, sólo es cuestión de cambiar el tamaño del sobre.

Espero que os haya gustado la idea.

¿Me guardas el secreto?

A veces queremos tener bien escondidos algunos secretos. Aunque no siempre es necesario llegar a tener uno para tener que guardar papeleo, fotos, cartillas, …por lo que, esta vez, me he decantado por crear un sobre grande con fieltro y cintas varias, para que, guarde lo que guarde, parezca íntimo.

He mezclado dos colores que creo que quedan bien juntos: gris y violeta oscuro.

El botón extra grande que le he puesto ayuda a cerrar la cinta que cierra todo el sobre; y le da un toque diferente

Imagen

Imagen

 La verdad es que creo que me ha quedado sencillo pero bonito, y me ayuda a tener guardado cualquier cosa, sin tener que llegar a utilizar la típica carpeta.

Espero que os haya gustado.

Forrando los libros

Al fin soy capaz de realizar un nuevo proyecto.

Ya hace tiempo que quería hacer algo parecido a los que hoy os enseño (¿Os suenan las telas?)
El caso es que me comí la cabeza y es mucho más sencillo de lo que en un principio hacía. Y el resultado me gusta mucho.
Aún no tengo bien sabida la técnica, así que creo que puedo mejorarla para otro libro, carpeta…
Además, lo bueno de utilizar la misma tela para casi todo es que luego conjunta, por ejemplo, el forro con el marcapáginas que ya había hecho anteriormente.


Me parece muy buena idea proteger los libros con las telas. Da personalidad y es muy original.
Para llevar el libro, por ejemplo a la playa, en donde es fácil que las esquinas se estropeen, esta idea ofrece una buena solución.
Y en la estantería dice muy bonito.