Poner flores al asunto

Esto de que se incorpore un nuevo miembro a la familia, no es nada fácil.

Lo cierto es que cuando adoptamos a huesitos, nuestra perrita de orejas largas y de raza indeterminada (aunque por su físico es, seguramente, un sabueso de caza), con toda nuestra buena fe e intención de que tuviera una vida llena de cariño, no sabíamos lo que nos llevábamos a casa, además de mucha alegría.

No me voy a quejar, porque la perriña es muy buena..sólo que en su etapa de adolescencia tiene sus berrinches. Uno de ellos los demostró con mi alfombra de baño favorita…:(

Alfombra agujero

El gran trabajo llevado a cabo por huesitos de madrugada tras un enfado de su dueña

Mi pareja ya la daba por perdida (la alfombra…aunque la perra, en algún momento, también), pero yo soy un poco más tenaz, y con la filosofía de “¡Aquí no se tira nada!”, me puse manos manos a la obra y con un poco de imaginación y poquita tela se puede obtener un bonito resultado.

Alfombra flores

Tras la grata sorpresa que nos tenía preparada huesitos, decido arreglar el destrozo

Espero que os haya gustado. Yo pienso seguir disfrutando de la que sigue siendo mi alfombra favorita, y de huesitos también!…hasta que agote mi imaginación.:)

¡Besos!

Anuncios

Quick and cheap – Customiza las latas metálicas

Bueno, ya os dije que me iba a comer unas cuantas galletas más para tener otra caja metálica para customizar y forrar mejor que la que hice en ésta entrada.

Pues no sólo me comí una caja más, sino que fueron dos (sin contar la tercera que está en la cocina en el límite de la jubilación), jajajajaja. Ahora que ya me quedé satisfecha con estas dos últimas, la verdad es que ya podría dejar de comerme estas galletas, pero no sabes lo que me presta acompañar el café con esta delicia.

Azul-gris Cinta naranja

Bueno, que me salgo del tema. El caso es que con este par de cajas me he complicado menos la vida. Con unos forros adhesivos que tenía sin usar (para encontrar el momento adecuado para usarlos, como ha sido en este caso) con flores pequeñitas.

Cuando encuentro un forro bonito, me lo llevo, porque la verdad es que es muy cómodo forrar cualquier cosa con ellos y el resultado es fantástico (¿os acordáis de la carpeta que os enseñé en ésta entrada?).

Pues sólo fue añadirle una cinta alrededor de la tapa de cada caja, con un color que le fuera bien con el estampado, ¡y ya! es que no tiene más complicación, y se hace rapidísimo.

Cajas juntas

El único detalle a tener en cuenta es que hay que forrar previamente la caja con folios o algo “blanco” que haga que el dibujo de la lata no se vea tras el forro. Eso te puede quitar 5 minutillos, pero no más.

Yo ya las tengo en mi mesilla de noche, que con esta forma tan bonita que tienen (más altas y menos anchas que la primera que forré), me resultan mucho más prácticas para guardar mis cremas.

¡Espero que os guste el resultado y os animéis a llevarlo a cabo!

Saludos!

Customizando una camiseta

Hace tiempo que mi hermana me venía pidiendo una customización para una camiseta blanca que compramos por, creo recordar, 7 euros.

Con unos botones bonitos y una cinta que tenemos con efecto leopardo preciosa, hemos hecho una camiseta sencilla, ponible y totalmente diferente.

Pasos a seguir:

1.- Acortar la camiseta. Mi hermana es pequeñita, y era fundamental.

2.- Coser la cinta en el medio de la camiseta (hace efecto camisa) y en los hombros.

3.- Coser los botones.Desde luego que esto es la cosa más sencilla que te puedas imaginar. Y se puedes hacer tantas cosas diferentes como a uno se le ocurra.

Ésta customización no es nada “arriesgada”, es por eso que mi hermana dice que la pone mucho y le queda bastante lucida.

¡A ver si me animo y me hago otra para mi en otros colores!