Diferénciate

Bueno, ya me estaba costando porneme frente al ordenador a escribir un poquito al mundo. No quería contagiar mis malos humos de estas semanas, así que creí que era mejor esperar.

La entrada de hoy no es que sea algo brutal, pero espero que sí algo práctica.

Cuando voy a la piscina me encuentro con que voy buscando mi taquilla (por no recordar el número de la misma) intentando identificar mi candado. Y claro, si éste fuera atípico, pues no había mucho problema. Pero no. El candado en sí es el de toda la vida, y así puedes hasta llegar a intentar abrir el que no es tuyo.

candado antesBueno, pues está chupado no?. Por mis antecedentes podéis haceros una idea de lo que he hecho.

Con el pintauñas coral y verde lo he pintado de arriba a abajo.

Desde luego no habrá ninguno igual en otra taquilla.

candado despuésLos puntito coral los he hecho con la cabeza de un alfiler sujeto en una goma que llevan algunos lápices en su extremo. Así es más fácil de utilizar.

Y de tiempo, no me ha llevado ni 10 minutos, así que ya tardáis!

¡Espero que os de ideas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s