Fracaso fracasito

Y es que no todo puede salir bien, ¿no?, así nunca se aprende ni se mejora en la vida.

El caso es que le pongo empeño, pero ¡oye! no siempre el resultado es bueno.

El caso es que insistí en hacerme una capa, porque me apetecía mucho una. Y claro, ¿para qué comprarla si me la puedo hacer yo siguiendo un tutorial que parece facilísimo y es imposible que salga mal? (me encanta esos “EASY DIY”, que cuando los haces tú, no sé porqué, no son tan EASY)

Así que ya me véis cose por allí, encaja por allá los cuadros de la tela, pin, pan, pún, y cuando está acabada…m***da, me quedó muy rígida.

Esto es, el forro que le metí es muy rígido, tanto que, si subo los brazos, la capa, en su sonjunto, casi se me sale por la cabeza…Es muy gracioso imaginarlo, aunque no tanto cuando echas cuentas del tiempo dedicado + el empeño puesto + la ilusión que al final acaba por los suelos.

Así que nada…como muchas otras cosas…la dejo para andar por casa.
Otra vez será.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s